La Vida Cristiana “Normal”: Reconciliándonos con Dios – Parte 2

¿Seremos siempre perfectos una vez Dios ha edificado su “nueva vida” en un cristiano? ¿Qué debemos hacer cuando fallamos?

Sométete a Dios y tendrás paz, entonces te irá bien.

Job 22:21

¿Se está ahogando?

¡Auxilio! El hombre lucha para mantener su cabeza fuera del agua pero no puede nadar. Aunque él está perdiendo las energías, continúa batallando para mantenerse a flote. Un socorrista lo ve y se ofrece a rescatarle. Sin embargo, el socorrista no puede salvar al hombre si éste continúa tratando de salvarse a sí mismo; sus esfuerzos impiden el trabajo del socorrista. El socorrista solamente puede salvar al hombre cuando éste se rinde completamente a él.

Mientras el socorrista trata de llevar al hombre hacia la orilla, éste decide intentar salvarse a sí mismo, lo cual solo tiene como resultado el que el hombre se hunda en el agua nuevamente. El hombre debe aprender a dejar que el socorrista le lleve hacia la seguridad de la orilla.

Está usted caminando con Cristo?

Lo que acaba de leer, es una metáfora de nuestro caminar con Cristo. El pecador clama a Jesús por ayuda, incapaz de ayudarse a sí mismo. El pecado continúa halándole y él piensa que puede luchar por sí mismo. En otras palabras; él escoge sus propios caminos sobre los de Dios. Pero su camino hacia la salvación será más fácil cuando él se someta a Dios completamente.

Como personas autosuficientes, estamos acostumbrados a arreglar las cosas por nosotros mismos. Pero si tratamos de agradar a Dios según nuestras propias habilidades, resistir el pecado en nuestra propia fuerza, crecer en fe, y servir a Dios en el ministerio con nuestros propios dones y trabajo arduo, lo que estamos haciendo es negándole a Dios el derecho a hacer Su obra en y a través de nosotros.

¿Está usted sometiéndose a Dios?

Cuando escogemos a Cristo y seguir Su guía para vivir la vida que Dios tiene para nosotros, a veces pecamos, peleamos contra Dios, y elegimos las cosas del mundo sobre las cosas de Dios. Debemos continuar confiando en Él como nuestro Señor, pedir perdón por nuestros pecados, y someternos a Su voluntad sobre nuestras vidas.

¿Qué debemos hacer cuando nos damos cuenta que hemos pecado o hemos tratado de obtener la salvación por nuestra cuenta, aún cuando ya hayamos escogido dejar que Jesús nos salve?

Podemos estar seguros que “todo el que crea en Él (Jesús) tendrá vida eterna” (Juan 3:15) y que Dios “es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados” (1 Juan 1:9). Por lo tanto, cuando pecamos, tenemos que recordar confesar nuestro pecado y nuevamente, someternos completamente al Señor .

¿Qué hace USTED cuando peca? ¿Confía en Dios para el perdón de sus pecados o trabaja en contra del poder de Jesús?

Puede responder a esta pregunta en los comentarios de esta pagina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s